26.11.09

Eguren y Vallejo en Sáenz Peña

Acrílico sobre canvas / 30 x 40 cm / vendido
Antes de viajar a Europa, Vallejo vivió unas breves semanas en Barranco, en la casa del poeta de la lámpara azul. Durante aquella estancia ambos caminaron y conversaron por sus calles y playas, recogiendo guijarros, pequeñas caparazones de moluscos y algunos versos. Vallejo dirá tras un paseo por el distrito:

De regreso, miro Barranco, con sus calles rectas pobladas de alamedas; con sus helechos arborescentes y sus pinos. La hora virgiliana, turquesa y verde enérgico. Y el mar de rica plata.