22.12.13

CASA BARRANQUINA

Acrilico sobre tela / 45 cm x 35 cm / 1000 soles
 
Esta linda casa en la esquina de Tacna y Centenario, y a media cuadra del mar fue locación de algunas películas como Te quiero del realizador peruano-francés Manuel Poirier. Su estilo neoclásico y sus dos centenarias palmeras canarias, Phoenix canariensis, siempre me llamaron la atención. En mi afiebrada imaginación infantil la casa era habitada por duendes y brujas y los murciélagos se refugiaban bajo las hojas. Creo no haber visto en toda Lima palmeras mas antiguas.


EGUREN RUMBO AL MALECON

Acrilico sobre tela / 60 cm x 40 cm / 1000 soles

José María Eguren solía pasear por los malecones todas las tardes premunido de un libro o un cuaderno. Desde su casa de la calle Colón bajaba por Cajamarca, Martínez de Pinillos, y Cnel. Zegarra rumbo al crepúsculo. Allí surgían las tenues presencias que alimentaban sus poemas y la atmosfera fantasmal de sus figuras.

 

ABSTRACTO LOCO

Acrilico sobre tela / 45 cm x 35 cm / 800 soles
La abstracción en la pintura elimina toda referencia a la naturaleza y fue una reacción frente al realismo figurativo y a la irrupción de la fotografía como forma de representar el mundo. Esta corriente que se desarrolló en la primera década del siglo XX, de la mano de Picasso y de Bracque dejó una profunda huella desde entonces. Este nuevo lenguaje formal sería inexplicable sin el aporte de las vanguardias artísticas que se liberaron de la mímesis aristotélica.


BARRANCO DECONSTRUIDO 3

Acrilico sobre tela / 55 cm x 40 cm / 1000 soles

BARRANCO DECONSTRUIDO 2

Acrilico sobre tela / 45 cm x 35 cm / 800 soles

LA ERMITA DE BARRANCO EN RUINAS

Acrilico sobre tela / 60 cm x 40 cm / vendido VEP
 
La tradicional iglesia de Barranco muere bajo los rigores del tiempo y la desidia. La estética del estropicio y la ruina quizás sea metáfora de la institucionalidad religiosa, pero sin duda los gallinazos que pueblan el esqueleto del templo incrementen la sensación de lo irremediablemente viejo y perdido. ¿Acaso no podría destinarse este local a un teatro o centro cultural? O también la ermita es alegoría del abandono de la cultura?

ATARDECER EN LA HERRADURA ( cuadro en proceso )

Acrilico sobre tela / 120 cm x 45 cm / 1800 soles

VALLEJO EN LA PLAYA

acrílico sobre tela / 80 cm x 50 cm / CSA
 
Vallejo en Huanchaco sobre un muro inca con su saco refulgente, piensa en la lejanía y el destino esperando con el cuello atado a la chalina que las olas se lleven el recuerdo de los heraldos muertos.

2.8.13

LA COLOMBINA Y EL PIERROT

Acrilico sobre tela / 70 x 50 cm / JPN
 
Mi amigo Mario Gutiérrez seduciendo a Jeannette Prieto en la avenida Pedro de Osma, una tarde de verano.


BAJADA CUBISTOIDE

Acrílico sobre tela / 75 x 55 cm / CGM

15.4.13

BARRANCO DESESTRUCTURADO

Acrílico sobre tela / 50 x 35 cm / CS

20.2.13

EXPLORACIONES / acuarelas abstractas

Hace tiempo que no pintaba a la acuarela. Pensé que la mano se iba, que las destreza se retiraba y no volvía, que la gota de color dejaba de correr fluidamente entre los senderos de humedad. Pero despues de dos o tres horas de nuevo salían transparentes formas y tenues atmósferas. La experiencia no se pierde, solo se deposita en el baúl de las cosas guardadas.

18.2.13

Vegetación

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

No pienso en nada

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

Encrucijada

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm /  vendido

Olas y fuego

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

El viaje de los caracoles

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

Huida hacia la luz

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

El nacimiento de la flor

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

El paso de la tortuga

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

Barranco cubista dos

Barranco cubista 2 - Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / FD

Villa Teresa

acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

21.12.12

Barranco cubista

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido CA

Ficus centenarios

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / MR

Camino a la playa

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido PNC

20.12.12

La casa de Billinghurst 2

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / CAP

arboleda de Pedro de Osma 2

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / vendido

arboleda de Pedro de Osma

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / ANC

La ermita

Acuarela sobre papel / 40 x 25 cm / NAW

27.11.12

EXPO DE PRIMAVERA 2012

LA CATEDRAL DEL CUSCO DESDE LA CALLE SAN JUAN

 
Acrílico sobre tela / 70 x 50 cm / KRAV
 
Visión de la plaza del cabildo con la catedral barroca detrás. La luz y los vastos verdes y rojos hacen inconfundibles sus calles.

CHORRILLOS EN TARDE DE PRIMAVERA

 
Acrílico sobre tela / 90 x 60 cm / VV
 
La bahia, el morro y aguadulce tratando de ocultar las huachaferias a las que Chorrillos ha sido sometida por el tristemente celebre alcalde Miyashiro. Fatales esculturas, fuentes de mayólica de baño, y toda clase de fiascos urbanísticos perjudican esta joya del paisaje de Lima. que a duras penas resistió incendios y terremotos. 

EL MIMO PIQUERAS Y EL TRANVIA ROJO

 
Acrílico sobre tela / 90 x 60 cm / 1000 soles
 
Me piden arlequines y a mi solo se me ocurre retratar al barranquinisimo mimo Piqueras que pasea por Pedro de Osma delante del museo del mismo nombre con el sol naranja cayendo con la tarde de verano. El tranvía no carga deseos sino melancolías. Y es rojo como la sangre...


LA CASA DE BILLINGHURST

 
Acrílico sobre tela / 60 x 40 cm / 800 soles
 
Esta casona ubicada en la calle independencia con el malecón perteneció al presidente don Guillermo Billinghurst y albergó un hospital durante la guerra del Pacífico. Después el olvido se depositó entre sus paredes y fue ocupada por una serie de artistas, entre ellos Lucy Angulo, Rosina Valcárcel, Adrián Arias y tantos otros. Mi amiga Lucy retrata la casa con su particular estilo abstracto.

UN ANACRONISMO

 
Acrílico sobre tala / 40 x 25 cm / 500 soles
 
Una señora me pidió pintar a su hijo en un ambiente dieciochesco. Introduije a mi gato Felipe para mantener el equilibrio de la composición. Finalmente la señora nunca regresó por el lienzo.



17.8.12

RIVA AGÜERO EN CHORRILLOS

Acrílico sobre tela / 90 x 60 cm / GR

José de la Riva Agüero el marqués de Montealegre de Aulestia delante de su casa en Chorrillos, que hasta ahora se conserva. La propiedad no tenía vista al malecón pues había una manzana de casas sobre el acantilado que tenían bajada privada a la playa. Todas esas mansiones se cayeron en el terremoto de 1940. El carro era un rojo Minerva italiano que pertenecía al filántropo fascista. 

31.7.12

MARIÁTEGUI EN LA PLAYA 2

Acrílico sobre tela / 30 x 50 cm / JDC

Mariategui en la playa con Anna Chiappe, su inseparable compañera y amiga, con quien se desposara en Italia junto a muchas ideas. 

26.7.12

DÍPTICO DE LA BAJADA DESDE UN PARAPENTE

Acrílico (díptico) / 140 x 60 cm / MLF

Una amiga de la infancia y su marido me pidieron un cuadro muy grande de Barranco para poner en su casa de Sao Paulo y alimentar la nostalgia. Pero me advirtieron que no incluyera ningun elemento moderno. Restablecí las torres de la iglesia antigua, eliminé un par de edificios y los reemplacé por sus predecesores. Surgió la vieja comisaría y el funicular que nos conducía al verano. Me fui elevando mas y aparecieron las torreones de Villa Teresa y la bajada de la Oroya. Finalmente me di cuenta de que mi vista provenía de un ángulo imposible que solo en parapente podría capturar.  

1.7.12

VISTA DESDE EL MALECON CASTILLA 4

Acrílico sobre tela / 70 x 50 cm / JNC
Inicialmente Barranco no era más que un camino, una ermita, y algunas construcciones de caña que usaban los pescadores de Surco cuando bajaban de faena al mar. Sobre esta senda transversal que seguía la ruta de la actual calle Unión se levantaron los primeros ranchos. El ferrocarril a Chorrillos que Castilla inauguró en 1858 promovió un crecimiento urbano a lo largo de sus vías. Surgen entonces grandes residencias en la actual avenida Pedro de Osma. En una de ellas, la casa de la familia Lavalle, se alojó el cuartel militar chileno durante la ocupación.
La casi total destrucción de Chorrillos tras la invasión chilena hizo que los veraneantes migraran hacia Barranco, iniciándose una segunda ola constructora en la primera década del siglo XX. El paisaje urbano cambió rápidamente con estas nuevas edificaciones en los taludes de la bajada de los baños. Lo que contemplamos hoy es el resultado del buen gusto de ayer.  

VISTA cubista DESDE EL MALECON CASTILLA 3

Acrílico sobre tela / 70 x 50 cm / ONC
"El cubismo hará un replanteamiento de las formas, de la perspectiva, el movimiento, el volumen, el espacio, el color, etc. Crea un nuevo lenguaje pictórico y estético que implica una nueva relación entre el espectador y la obra de arte. El espectador ya no puede contemplarla sin más, sino que tiene que reconstruirla en su mente para poder comprenderla. El Cubismo es un arte mental" (me gustó esta cita que me robé de un blog de internet).  

OTRA VISTA DE SAENZ PEÑA

Díptico / Acrílico sobre tela / 120 x 50 cm / 1400 soles
Curiosamente el monumento que divide y disimula las dos partes de este díptico no está dedicado a Roque Sáenz Peña, el militar argentino que nos apoyó durante la guerra con Chile en la batalla de Tarapacá y Arica, y que más tarde fue presidente de su país. La columnata, que originalmente tenía una victoria alada en la cúspide, es un homenaje al libertador San Martin y fue donado en 1906 por Lorenzo Pérez Roca, un rico coronel argentino que tenía propiedades salitreras. El monumento estuvo ubicado originalmente en el parque de la exposición, pero en 1922 fue trasladado a Barranco sin el ángel con alas, que fue ubicado con otro basamento en el triangulo de las calles Unión, Cajamarca y Bolognesi. Con el terremoto del 40 quedó sumamente maltrecho y desmontado, para terminar sus días olvidado en algún depósito municipal.

COLEGIO RADICAL

Acrílico sobre tela / 50 x 30 cm / KR

Colegio San José. En la calle Coronel Zegarra había un centro escolar que era nuestra envidia. Todos sus alumnos eran expulsados de otro colegio y la libertad reinaba en el patio. Los chicos y chicas jugaban, nunca tenían clases y en el recreo, que era continuo, los chicos lanzaban y se besaban...

RETRATO DE ALMENDRA SIN MODELO

Acrílico sobre tela / 70 x 50 cm /ANC

Alguna tarde del año pasado mis hijas me pidieron sendos retratos. Pero en aquella jornada solo atiné a manchar las telas. Pasó el tiempo y los cuadros se quedaron inconclusos. Hace pocos días tomé la determinación de terminar el retrato de Almendra. Trabaja tanto que no tiene tiempo de posar. la pintura se ha convertido en un ejercicio de memoria. 

Y EL CUADRO SIGUIO SU CAMINO

Acrílico sobre tela / 70 x 40 cm / CTA

Los cuadros se terminan solos. Solo hay que seguir el pincel y mirarlos una y otra vez, pero ello requiere perseverancia y mucho tiempo. Luego de tenerlo colgado más de un mes en la pared una mañana me levanté y decidí dejarme arrastrar por los verdes. El resultado está a la vista y puede compararse con el estadío anterior del cuadro que está dos o tres post más abajo.

22.3.12

HOMENAJE A CESAR MORO

El poeta viendo pasar su muerte

Acrílico sobre tela / 60 x 40 cm / AOZ

Batalla al borde de una catarata

Tener entre las manos largamente una sombra
De cara al sol
Tu recuerdo me persiga o me arrastre sin remedio
Sin salida sin freno sin refugio sin habla sin aire
El tiempo se transforma en casa de abandono
En cortes longitudinales de árboles donde tu imagen se disuelve en
humo

El poeta rumbo al mercado

Acrílico sobre trupán / 40 x 70 cm / CTA

El sabor más amargo que la historia del hombre conozca
El mortecino fulgor y la sombra
El abrir y cerrarse de puertas que conducen al dominio encantado de
tu nombre
Donde todo perece
Un inmenso campo baldío de hierbas y de pedruscos interpretables
Una mano sobre una cabeza decapitada

Retrato de César Moro

Acrílico sobre tela, 50 x 35 cm / GGS
Los pies
Tu frente
Tu espalda de diluvio
Tu vientre de aluvión un muslo de centellas
Una piedra que gira otra que se levanta y duerme en pie
Un caballo encantado un arbusto de piedra un lecho de piedra
Una boca de piedra y ese brillo que a veces me rodea

El amor de Moro y André Coyné

Acrílico sobre tela / 65 x 45 cm / MGO

Para explicarme en letra muerta las prolongaciones misteriosas
de tus manos que vuelven con el aspecto amenazante de un
cuarto modesto con una cortina roja que se abre ante el infierno
Las sábanas el cielo de la noche
El sol el aire la lluvia el viento
Sólo el viento que trae tu nombre.


De "La tortuga ecuestre" 1936-1939

El poeta bailando en la bajada



Acrílico sobre tela / 45 x 35 cm / RZap

13.1.12

Defendamos a Barranco de la alcaldesa mataficus

Acrílico sobre trupán (díptico) / 80 cm x 30 cm / MWD
Barranco tiene una triste historia. Las administraciones municipales con pocas excepciones han sumido nuestro distrito en la corrupción y la barbarie. Recordamos al tristemente célebre Del Pomar vendiendo el mercado a un testaferro, al obtuso Mezarina lotizando el acantilado. Pero lo que no esperábamos era ver a la actual alcaldesa del PPC masacrando los centenarios ficus de la avenida Pedro de Osma, justo en verano cuando los árboles verdean y se robustecen. Y encima cuando mas transitada es esa calle y cuando mas nos protegen sus sombras del sol.
No sé si la alcaldesa Jessica Vargas sabe que los árboles en Lima se podan en agosto. Hacerlo en la canícula es alterar gravemente el reloj biológico que se guía por las estaciones y condenarlos a que detengan su crecimiento casi un año. ¿Ha oído usted esta señora de la función clorofílica que se incrementa en el verano? Seguro que no. Además la alcaldesa nos anuncia que los árboles enfermos por hongos serán derribados. Es decir la alameda se echará a perder pues es imposible que un ficus joven se eleve bajo la copa de los árboles antiguos.
Me niego a confiar en los técnicos municipales. Han hecho tanto desastre que no pecaré de inocente esta vez. Debemos exigir que se convoque a una junta de botánicos para que determinen la salud de cada árbol. No me trago el argumento de que se trata de una poda de formación, eufemismo que usa la autoridad municipal para justificar el asesinato y la amputación. Lo que esas plantas necesitan es un control fitosanitario permanente, no cercenarlos con motosierra. ¿Acaso no pueden esperar al mes de agosto para una poda bien realizada?
¿Por qué tanto odio y desprecio por el árbol de parte de ciertos limeños? ¿Por qué esa crueldad con un ser vivo y bello? Solo veo dos razones, ignorancia e incultura. Cierta gente manifiesta una agresividad extraña con las plantas porque supuestamente no les brindan ningún beneficio material, como flores o frutos. Los consideran prescindibles pues las hojas ensucian las veredas. La belleza es sustituible por los arreglos de plástico. La imitación reemplaza a lo natural. El cemento es preferible a la vegetación. Es mas limpio, no trae tierra. Se trata de la misma gente que encementa sus patios y plazas y sensibilidades, y que odia la poesía. Son los que asesinan árboles y pajaritos para que no les caguen sus vehículos.
¿Qué oscura pulsión lleva a la gente a matar a los árboles? Creo que el falso culto de la modernidad conduce a estos atentados de lesa ecología. Pero en el caso de los árboles a la huachafería se suma una suerte de instinto autodestructivo. La incultura los hace preferir la muerte al oxígeno…

Acrílico sobre nórdex / 4o cm x 30 cm / DCA